Los niños, el reto de darles bien de comer - Appeteze

Los niños, el reto de darles bien de comer

5 Nov 2020

EN APPETEZE APORTAMOS NUESTRO GRANITO DE ARENA

Tenemos claro que los niños son esponjas y que durante su desarrollo están absorbiendo un montón de información que muchas veces no somos ni conscientes de ello. La alimentación les acompañará toda la vida y una buena base en la infancia ayudará a que se cuiden en el futuro.

La nutrición de los niños se basa en los mismos principios que la nutrición de los adultos. Todas las personas necesitan los mismos tipos de nutrientes: vitaminas, minerales, carbohidratos, proteínas y grasas. Los niños, sin embargo, necesitan diferentes cantidades de nutrientes específicos según la edad.

Estos son los principales alimentos ricos en nutrientes:

Proteína: Elige mariscos, carne magra de res y ave, huevos, frijoles, guisantes (arvejas, chícharos), productos de soja y frutos secos y semillas sin sal.

Granos: Elige cereales integrales, como pan de trigo integral, avena, palomitas de maíz, quinoa o arroz integral o silvestre. Limita el consumo de cereales refinados, como pan blanco, pastas y arroz.

Frutas: Ofrece a tu hijo variedad de frutas frescas, enlatadas, congeladas o deshidratadas, en lugar de jugo de fruta. Si tu hijo bebe jugo, asegúrate de que sea jugo puro sin azúcares añadidos y limita la cantidad que bebe. Busca frutas enlatadas en cuya etiqueta diga que son de bajo contenido calórico o que están envasadas en su propio jugo, lo que significa que tienen poca cantidad de azúcar agregado. Ten en cuenta que un cuarto de taza de frutas deshidratadas equivale a una taza de frutas. Cuando se consumen en exceso, las frutas deshidratadas pueden aportar calorías de más.

Vegetales: Sirve una variedad de vegetales frescos, enlatados, congelados o deshidratados. Ponte como objetivo proporcionar todas las semanas una variedad de vegetales, como los de color verde oscuro, rojo y naranja, frijoles y guisantes (arvejas, chícharos), vegetales ricos en almidón y otros. Cuando escojas vegetales enlatados o congelados, busca las opciones que tengan menor contenido de sodio.

cteos: Anima a tu hijo a que beba y coma productos lácteos sin grasa o con bajo contenido de grasa, como leche, yogur, queso o bebidas fortificadas con soja.

Y estos son los que hay que intentar evitar:

Azúcar añadido: Limita el consumo de azúcares añadidos. Los azúcares naturales, como los que se encuentran en las frutas y en la leche, no son azúcares añadidos. Algunos ejemplos de azúcares añadidos son el azúcar moreno, el edulcorante de maíz, el jarabe de maíz, la miel y otros.

Grasas saturadas y trans: Limita el consumo de grasas saturadas (grasas que provienen principalmente de alimentos de origen animal, como carnes rojas, carnes de ave y productos lácteos enteros). Busca maneras de reemplazar las grasas saturadas por aceites vegetales y de frutos secos, que proporcionan ácidos grasos esenciales y vitamina E. Las grasas más saludables también están presentes de forma natural en las aceitunas, los frutos secos, los aguacates y los mariscos. Limita el consumo de grasas trans evitando los alimentos que contienen aceite parcialmente hidrogenado

Además, es importante que los niños disfruten comiendo, que no sea un momento aburrido o incluso un castigo para ellos.

Por eso en Appeteze hemos creado unas opciones para ellos que son divertidas y saludables:

         

 

           

 

  1. Nuggets de pollo campero con harina de maíz hechos al horno, con salsa de tomate casera.
  2. Quesadillas de mijo y quinoa rellenas de jamón y queso con guarnición de zanahoria y guacamole casero.
  3. Tagliatelle integral con salsa boloñesa casera de pavo ecológico.
  4. Mini hamburguesas de carne de ternera con queso Emmental. Guarnición de patatas gajo caseras al horno.

ENTRADAS RECIENTES